Funcionarios acusan a Seremi de Salud de “poner en riesgo el buen servicio a la comunidad”

VALPARAÍSO

La Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), junto a la Asociación de funcionarios de la Seremi de Salud de Valparaíso (AFUSSAV), difundieron un comunicado público denunciando al Seremi Francisco Alvarez Román (en la foto), de cometer varias irregularidades en su administración.

Seremi de Salud Valparaíso

Los funcionarios piden la realización de una investigación “seria y rigurosa” de estos hechos, acusando que desde el arribo de Alvarez, y durante todo el 2018, “se produjeron 44 contrataciones de funcionarios, batiendo todos los récords de jefes de servicios en cualquier gobierno anterior”.

“Todas estas contrataciones se han producido sin que mediara concurso ni se resolvieran nuevos programas, han sido renovadas para el año 2019, y lo que es peor, en la mayoría de ellas no se ha oficiado a la Contraloría General de la República para la Toma de Razón, tal como lo establece la norma administrativa”, afirmaron en el comunicado.

“Durante el mes de enero, e inmediatamente posterior al retorno del sr. Alvarez al cargo como Seremi de Salud, se han producido 9 nuevas contrataciones, todas para ocupar cargos de jefaturas de departamentos, incluso algunos cargos inventados, con altos grados en la escala única de remuneraciones, sin que se haya producido ni un solo concursos”, explicaron.

En forma insólita, “los funcionarios con experiencia y capacitación que ocupaban estos cargos han sido reemplazados abruptamente, y hoy se ven obligados a capacitar a ‘sus actuales jefes’ quienes luego tendrán que evaluarlos. Y al menos 5 de estas nuevas jefaturas, ligadas a grados 5 y 8, no tenían precedente, es decir no existían como cargos de jefatura en esta repartición, tal como lo expresa el DFL 5, han sido creadas, sin mediar reestructuración legal del servicio”, acusaron.

Y prosigue la denuncia: “2 de estos cargos, el de Jefe de Promoción y Participación Ciudadana (grado 8) y el de Apoyo Profesional en Salud Mental (grado 8) del Departamento de Salud Pública, fueron ocupados por profesionales que participaron y ganaron concursos públicos, siendo desvinculados en diciembre bajo causal de no ajustarse a perfiles, y; hoy son ocupados por dos funcionarios que no han participado en concurso alguno”.

“Entre las 44 contrataciones del año 2018, la Jefatura de la Oficina Provincial de San Antonio es ocupada por un funcionario quien posee empresas que han sido sometidas a Sumario Sanitario, lo que podría constituirse en un conflicto de interés. Asimismo, el puesto de encargada de promoción de la Oficina Provincial de Marga Marga, lo ocupa una funcionaria que participó en el concurso 2018 para ese cargo y lo perdió, por no poseer competencias mínimas para ello; no obstante, se mantiene hasta hoy en esa función”, añadieron.

Tiempos mejores: Sancionados y recontratados

Los funcionarios explican que el ex jefe de gabinete del actual Seremi, fue sancionado y se le solicitó el cargo; sin embargo hoy se encuentra recontratado en un cargo que no existía en el organigrama de este servicio: “Asesor de Planificación Sanitaria en el Departamento de Salud Pública”, y se le mantiene el grado 5 que poseía como Jefe de Gabinete.

Además, “sin concurso, se ha otorgado a un nuevo funcionario el grado (7) y cargo de ‘Jefe del Departamento de Desarrollo de Personas’; sin embargo, no ejerce funciones en esta área, sin que se conozca su verdadera función, manteniéndose para efectos formales la vacancia en el cargo”.

Pero la cosa no para: Los funcionarios apuntan que “el actual Seremi durante el periodo en que estuvo desvinculado del servicio (por cuestionamiento e investigación de Contraloría), instruyó al subrogante la desvinculación de 21 funcionarios, con argumentos que decían relación con ajustes presupuestarios, términos de programas y perfiles no ajustados. Esta nómina finalmente, terminó en 16 desvinculaciones. Esto muestra que, pese a no poseer el cargo, lo ejerció de igual manera”.

“Entre los funcionarios desvinculados, actuó con deliberada practica antisindical al despedir al presidente de los trabajadores a honorarios, bajo el falso argumento de servicio no requerido y lo reemplazó inmediatamente por un funcionario de su confianza. Por otra parte, las causas esgrimidas para desvincular funcionarios, se contradice con las contrataciones generadas y los grados otorgados, así como los cargos creados”, detallaron.

“Creemos fundadamente que el actual seremi de Salud de nuestra región actúa de forma irresponsable, faltando a la norma administrativa, contraviene todos las orientaciones y procesos de gestión y desarrollo de personas generados por el servicio civil y la Contraloría General de la República, sobrepasa sus atribuciones y vulnera los derechos de los trabajadores, debilita la convivencia interna, crea climas laborales adversos y actúa con practica antisindical, pero por sobre todo sus actos ponen en riesgo la calidad del servicio que esta Seremi históricamente ha entregado a la comunidad”, puntualizaron.

El comunicado finaliza expresando que “la gestión de este Seremi desde su retorno, luego de ser desvinculado del cargo por 10 días, solo genera la legitima interrogante respecto a que todas sus acciones responden al pago de favores políticos”.

“Nuestra región merece un Secretaria Regional de Salud preocupada de fiscalizar y velar por la salud de los habitantes de cada comuna de la región y por el cumplimiento irrestricto de la norma sanitaria, ello se contradice con este ‘ejército’ de nuevas contrataciones y jefaturas técnicas que no poseen competencias, perfiles ni currículum conocido o comprobado y, que relega a segundo y tercer plano a aquellos técnicos capacitados por el Estado de Chile para cumplir con estas exigencias”.

“Exigimos a las autoridades políticas y administrativas que pongan atención a esta situación y la corrijan a la brevedad”, finalizaron.

Deje un comentario

Debes estar conectado para enviar un comentario.